El microbioma y el riesgo de obesidad y diabetes

¿Qué es el microbioma?

Mientras que nuestra microbiota es la totalidad de los microorganismos que conviven en simbiosis con nosotros, principalmente en el intestino, el microbioma es el conjunto de todos los genomas de todos esos microbios.  Es decir; el conjunto de la información genética de todos ellos.

Desde el momento del nacimiento vamos siendo colonizado por cada vez mayor número de microbios. La microbiota intestinal tiene diversos funciones beneficiosas para el cuerpo humano, como la digestión de polisacáridos y las grasas, la síntesis de vitaminas, la mejora de la absorción del hierro y del calcio, el desarrollo del sistema inmunitario y la regeneración del epitelio intestinal.

Los genes del microbioma humano superan a los genes del cuerpo humano entre 250 y 800 veces. También sabemos que muchos de esos genes del microbioma humano generan proteínas, moléculas inflamatorias, hormonas y neurotransmisores que pueden entrar en nuestro sistema circulatorio y afectar a nuestra salud.

Según las conclusiones de un artículo publicado online en la revista JAMA, el pasado 22 de diciembre, es razonable pensar que el microbioma humano puede afectar al riesgo de presentar obesidad, diabetes mellitus, tipo 2 y otras enfermedades como la aterosclerosis.

Los autores también especulan en que existe la posibilidad de que la alteración de ese microbioma pueda reducir el riesgo de presentar esas enfermedades. Por lo tanto, quizá nuestra microbiota pueda ser el factor de riesgo que más importantemente pueda ser modificable.

Para saber exactamente cual es la influencia de nuestro microbioma tiene en nuestra salud y hasta que punto puede ser modificada mediante la manipulación del mismo, aún queda mucha investigación por delante, dada la gran interdependencia del microbioma con nuestros propios genes, ya que influyen en la expresión de los genes humanos de la misma forma que nuestros genes influyen en la formación de la microbiota de cada individuo.